Carrito

(vacío)

Mi cuenta

Dirección de correo
Contraseña

Atención al Cliente

  • Teléfono: 902 10 38 55
  • Horario: Lunes a Viernes de 10 a 14 h. y de 17:30 a 20:30 h.

Seguimiento de Pedidos


Consultar

Tras los pasos del señor Kurtz

 
 

Michela Wrong

Este libro habla del particular ‘reinado’ de Mobutu y, por extensión, de todos los dictadores africanos que, de un modo u otro, fueron aupados por naciones occidentales a las cuales beneficiaba la existencia de tan disparatados gobernantes.


Precio: 18,00 €

751754






De Mobutu Sese Seko se decía que poseía una fortuna personal con la que podría haber pagado la deuda externa del Zaire. Se decía, también, que saqueó un país de grandes recursos naturales previamente esquilmado por la colonización. Pero, ¿quién fue en realidad ese hombre, fascinado por el poder, rodeado de centenares de aduladores y al que su pueblo atribuyó todo tipo de crímenes?

Este libro habla del particular ‘reinado’ de Mobutu y, por extensión, de todos los dictadores africanos que, de un modo u otro, fueron aupados por naciones occidentales a las cuales beneficiaba la existencia de tan disparatados gobernantes. Entre el ensayo y la crónica periodística, Tras los pasos del señor Kurtz constituye un libro indispensable para comprender las consecuencias del colonialismo y los motivos por los que un ser desmesurado como Mobutu logró permanecer en el poder durante treinta largos años.

 

La autora:

Michela Wrong empezó su carrera profesional como corresponsal de la agencia Reuters informando de comunicados papales desde Roma y de pasarelas de moda desde París. Más tarde se trasladó a África, donde pasó seis años cubriendo la información del continente africano para Reuters, la BBC y el Financial Times. Su primer libro, Tras los pasos del señor Kurtz, fue galardonado con el premio PEN de literatura de no ficción. Actualmente vive en Londres.

 

Texto: Michela Wrong

Colección: Libros de Encuentro

Nº páginas: 270

Castellano: 751754. ISBN: 978-84-8452-342-0

 

 

 

 

 

© Web desarrollada por Notodovale